Carta al pasado: Para mi yo, médico especialista

por | Nov 12, 2020 | Actualidad, comunidad médica, Comunidad SD | 0 Comentarios

Estos más de 12 años en el mundo de la medicina me han dado valiosas enseñanzas, que me habrían encantado conocer en su momento.

El camino de nosotros los médicos está lleno de altibajos, de satisfacciones y sinsabores. Hoy me animo a escribir, desde mi experiencia, lo que me habría gustado saber durante mis primeros años de este largo camino.

Querido compañero médico especialista

Ha pasado mucho tiempo desde que empezamos esta aventura. Si hay algo que debo pedirte, es que seas siempre amable. He visto a muchos dejarse envolver por el sistema, ese sistema que no cambia desde hace años, y convierte a los médicos en simples expendedores de medicamentos, robots incapaces de responder con empatía o de hacer contacto visual con las personas que acuden buscando su ayuda. Recuerda que, la persona frente a ti es el papá/mamá/hijo(a)/esposo(a) de alguien y no solo un diagnóstico o número de cama. Somos muy afortunados de estar por lo general en este lado del escritorio, y tenemos el privilegio de tener el conocimiento necesario para servirles.

A estas alturas, muchos de nosotros ya tenemos familia propia, y si no, tenemos padres y hermanos que han esperado años por nosotros, para dedicarles más que una llamada corta o una visita esporádica. No dejes que el trabajo te quite momentos importantes con ellos. Si hay algo que creo que hemos aprendido en estos últimos meses, es que no hay nada más importante que los nuestros.

Trabaja para vivir y no al revés, que tus hijos te recuerden por los momentos en que estuviste presente, y no por las cosas que les compraste para reemplazarlos. No seas como aquellos médicos que salen de casa muy temprano en la mañana para volver cuando ya todos están descansando. No solo eres profesional, eres parte de un todo más importante, de tu familia.

En estos tiempos de COVID19, cuídate, piensa en ti y en los tuyos. No trabajes si no tienes las condiciones de protección necesarias y extrema cuidados para no llevar este virus a casa. No necesitamos más héroes caídos. Cuando uno de nosotros deja este plano, lleva consigo cientos de otras vidas que pudieron ser beneficiadas con su labor.

Y si eres parte de la población vulnerable, o deseas disminuir tu práctica presencial, opta por el teletrabajo. Muchos de nosotros hemos encontrado en la telemedicina una forma de seguir atendiendo a nuestros pacientes, que necesitan continuar con su tratamiento, sin exponernos ni exponerlos a un posible contagio. Adáptate a los cambios, y aprovecha todas las herramientas que te acercan a quienes más necesitan de ti.

¿Te gustó?
Escríbenos lo que te gustaría seguir leyendo.

Smart Doctor PRO

Smart Doctor

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correos y obtén acceso a información importante de salud y actualizaciones de Smart Doctor en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Descarga nuestra app y realiza tu primera teleconsulta

Got it!
X